música

Mis 10 de los Redondos

¿Como elegir 10 temas de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota y no morir en el intento?

 

Difícil pero no imposible; aquí los diez temas (en orden alfabetico) que más me llegan:

  1. Blues de la artillería
  2. El árbol del gran bonete
  3. Esa estrella era mi lujo
  4. Espejismo
  5. Etiqueta negra
  6. Fanfarrias del cabrio
  7. Juguetes Perdidos
  8. La pequeña novia del carioca
  9. Nuestro amo juega al esclavo
  10. Salando las heridas

La paradoja del Punk

punk

Es una relación extraña la que tengo con el punk; disfruto mucho al escucharla. Lo que es extraño es el sentimiento de no-pertenencia que tengo con la misma; me siento como que soy ajeno, un invitado al banquete panqueque; no se si será los fantasmas incoherentes creados por las “creencias populares” que si sos metalero, no podes escuchar punk; hace rato que pase esa etapa, pero que se yo .. quizás esos fuckin prejuicios sin sentido siguen presente en mi subconciente y me producen está “paradoja” mental.

Niño Labs – Primer Entrega – Flat Duo Jets

En esta primer entrega de una especie de experimento musical, Niño Labs, en el cual iré volcando todas aquellas piezas musicales extrafalarias que pasen por mis oidos y merezcan de un estudio más profundo, les hago introducción de Flat Duo Jets.

La formula sería la siguiente: Elvis + The White Stripes = Flat Duo Jets

Cabe aclarar que en realidad Jack White se basa en Dexter Romweber (guitarrista y cantante de Flat Duo Jets) para crear su gran personaje el cual interpreta en The White Stripes, por eso mismo al escucharlo nos trae ese parecido. De ahi la conocida frase “teaching Jack White how to be Jack White.”

Sin mas preambulos, les dejo algunos temitas para que lo disfruten:

Covers The Doors

Que me gusta The Doors no se puede negar; que me llamaron mucho la atención un puñado de covers de temas de The Doors hechos por bandas que me gustan mucho, muchísimo menos.

La verdad es que tampoco tenía noción de la existencia de alguno de ellos. Por eso mismo, aquí los comparto:

Type 0 Negative – Light my fire:

Marilyn Manson – Alabama Song:

Nirvana – The End:

Pearl Jam – Break on Through:

Radiohead en Argentina

¿Que hace a una banda para que la podamos catalogar como “grande”?
¿Por que cuando vamos a ver a alguna de estas bandas a las que llamamos “grande”, al salir nos gusta más y queremos volver a casa a seguir devorando con más gula sus discos? ¿Será por eso que entran en ese cuadro de elite?

Gracias Tom y cía.!! me hicieron pasar una gran noche ayer .. la verdad que llegan bien profundo estos muchachos.

Saqué un disco

nah, mentira!! jeje. Esta vez escribo para comentarles de un interesante y divertido experimento (sisi, a mi me parece divertido!! es más.. lo hice más de una vez, pero solo les voy a mostrar el primer intento de ellos); se trata de un juego en el cual uno tiene la posibilidad de crear una tapa de un disco al azar, con un nombre de banda al azar y con un nombre de disco al azar .. todo lo que deben hacer es seguir los siguientes pasos (les aconsejo que los sigan, esta muy bueno):

  1. Hacer click en http://en.wikipedia.org/wiki/Special:Random
    El primer artículo al azar que aparece, es el nombre de tu banda.
  2. Hacer click en http://www.quotationspage.com/random.php3
    Las últimas 4 o 5 palabras de la ultima cita de la lista, es el título de tu primer disco.
  3. Hacer click en http://www.flickr.com/explore/interesting/7days
    La 3er imagen (no importa lo que sea), esa es tu tapa para el disco.
  4. Usar algún editor de imagenes para armar la tapa con los datos recogidos.

Bueno, eso es todo; para terminar les dejo la tapa de mi último disco junto a los Nissan Leopard 😀

tapa-de-disco

Aquel placer llamado música

Este año lo cerré con dos shows que la verdad me sacudieron emocionalmente (la música suele llegarme profundo): el Jueves 18 Divididos y el Domingo 21 el Indio Solari. Y es que cerrar el año con dos bandas de tal calibre mueven hasta el más frio de los mortales.

Pero se me dio por escribir no para comentar que tan bien la pase en los recitales o que tanto me gustan dichas bandas, sino para comentar lo que me pasa cuando voy a ver bandas que vi muchas veces y que quizás, por esas cuestiones de la vida, dejé sus discos abandonados por mucho tiempo; y es como que escucharlos en vivo reavivan las brazas internas y a partir de ese momento no puedo dejar de escucharlos por meses.

En esta vuelta, le dedique toda mi atención al contenido de las letras de ambos artistas; esto me hizo pensar y reflexionar en los distintos “matices” que puede llegar a tener una canción y como uno los va procesando de a poco; depende de la época/edad cuando uno lo escucha, del ánimo con el que uno se puso a escuchar el mismo o bien las veces que esa canción fue reproducida en nuestras máquinas/equipos.

Y eso es lo mágico de un tema musical; cada vez que uno lo escucha le encuentra algo nuevo, y a su vez lo puede disfrutar de distintas maneras: disfrutar su calidad musical, disfrutar su carga emocional/feeling, disfrutar de sus letras, disfrutar de sus metáforas …

Es por eso que la música, en mi persona, genera tanto y llega tan adentro; no sé si es un placer colectivo o bien es una de mis locuras excéntricas.

Jazz: por donde empezar

Últimamente me he encontrado dentro de una crisis musical … si, la verdad es que no puedo encontrar alguna artista nuevo que me “llene” como en tiempos pasados; no sé si soy yo o bien es que el mercado no está sacando buenas cosas.
Si bien he estado incursionando sobre las geniales obras de Los Beatles y David Gilmore, hay un nuevo género que creo que entro en mi mente para quedarse: el Jazz.

No voy a hablar de donde proviene el Jazz, ni mucho menos hacer un análisis exhaustivo de cada compositor/músico, dado que soy un newbie en el tema; pero sí creo que puedo llegar a dar un indicio de donde se puede arrancar a escuchar este género.

Desde hace mucho que quería encontrarle la vuelta (en un barcito un tema jazzero me pego fuerte en la cabeza y no pude descubrir nunca cual fue) y luego de escuchar varios artista no pude encontrar la “talla” justa; pero la verdad debo agradecer a un tío de mi novia que le ha dado en la tecla. Bueno, basta de vueltas y vamos al punto.

Dentro del jazz existen varios “sub tipos”: dependiendo de la época, el jazz va mutando y luego fusionándose con otros estilos; es por eso que creo que he descubierto una mina de oro con esto.. je. Particularmente me atrae mucho (por ahora) el Hard bop; su aparición se remonta hacia los años `50 y suele tener tintes de blues (más marcados en los instrumentos de viento y en el piano) y góspel. Yo diría que arranquen, por un lado, con Kind of Blue de Miles Davis; esta obra está vista como el mejor (yo creo que debe ser uno de los mejores) álbum de jazz de todos los tiempos.

Luego pueden incursionar un poco por Charles Mingus; la verdad que es para sacarse el sombrero con este “muchachito”, he escuchado desde improvisaciones que generan euforia, hasta fusiones con el flamenco. Específicamente recomiendo (es por lo único que pase :P) “Passions of a Man- The Complete Atlantic Recordings (1956-1961)”, son 6 discos, uno mejor que el otro.

Actualmente me encuentro escuchando un poco de John Coltrane; tengo entendido que es un grande del saxofón (y escucharlo junto a la trompeta de Miles Davis pone la piel de gallina). No les puedo recomendar nada del mismo por ahora, pero ténganlo en cuenta.

A continuación les dejo un par de temas para que prueben y, en el caso de estar buscando música nueva (dentro de la música vieja), espero que esto les pueda dar una mano.

Melvins en Niceto

Debo decir que hace mucho que no iba a un show de este tipo… a decir verdad creo que nunca fui a un show así. Todo comenzó con una actuación shockeante de Porn y Big Bussines, en las cuales una fusión de “integrantes de Melvins” + plomos + Los Natas (solo Sergio Chotsourian) entraban y salían del escenario dándole ese toque informal y no organizado para una noche increíble.

Satisfecho con la previa, llego el momento de ver los pelos locos de King Buzzo y su tropa. Con dos baterías en escena, un bajo distorsionado que agrietaba las paredes y la guitarra plateada de Buzz que acompaña este aparatejo instrumental, mi cabeza vivió uno de los recitales más… locos?? de mi vida.

Y es para afirmar que el grunge, seguido cronológicamente en el tiempo por el stoner,  ha marcado una generación y ha dejado músicos de la talla de los Melvins que se han lucido ayer por la noche en club Niceto. La verdad que la he pasado muy bien.

Pero la verdad no está toda dicha si no les cuento un poco quiénes son estos muchachitos que vinieron a despampanar Buenos Aires: la banda se formó en el ’83 y fue de gran influencia a las bandas del grunge que vinieron luego (por ejemplo… no se… Nirvana les suena??); cabe destacar que proyectos alternativos de sus integrantes fueron generando aquellas míticas bandas que marcaron hitos en la historia del rock: Dale Crover (actual baterista) ha tocado la guitarra en Feccal Matter, donde Kurk Cobain tocaba la batería antes de formar parte de Nirvana; también es el caso de Matt Lukin, ex miembro y uno de los fundadores de Melvins, que a su vez ha fundado Mudhoney.

Para aquellos que busquen un sonido diferente (sisi.. totalmente diferente), y estén preparados para otra nueva dimensión en sus vidas, Melvins es una buena opción; sé que es una música difícil de digerir (dentro de sus 25 discos editados las rarezas encontradas son infinitas) pero es un camino de ida del cual muchos no se van a arrepentir.