relax

Placer cotidiano

Cuando preparo mate soy de los que suelen dejarle la reserva de yerba para así hacerlo durar más, que vaya mojándola de a poco. Suele suceder que por A o por B lo dejás colgado y el agua que está en la pava se empieza a enfriar; cuando te acercás para hacerte otro mate más, el último .. ese que decís: “bueno me tomo este y sigo con A o con B”, lo mirás y sabes que va a estar medio frío, medio lavado; ahí es donde procedes a utilizar la reserva que tantos mates aguantó, así como para darle un plus de sabor, potenciar el mismo. Al verter el agua y desarmar aquella “montañita”, me recuerda a cuando uno se come toda la cáscara chocolatoza de un Bon-o-Bon y deja el centro para lo último, ese último bocado que se asemeja a un mate medio frío, medio lavado .. el último mate antes de A o B.

Mis 10 de los Redondos

¿Como elegir 10 temas de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota y no morir en el intento?

 

Difícil pero no imposible; aquí los diez temas (en orden alfabetico) que más me llegan:

  1. Blues de la artillería
  2. El árbol del gran bonete
  3. Esa estrella era mi lujo
  4. Espejismo
  5. Etiqueta negra
  6. Fanfarrias del cabrio
  7. Juguetes Perdidos
  8. La pequeña novia del carioca
  9. Nuestro amo juega al esclavo
  10. Salando las heridas

Eternidad

Darle espacio a esa veta; coquetear con la eternidad al compas de los violines, sobre ese camino perfecto como las vías del subte. Poder sentir su frío al tacto, seguir con la yema de un dedo sus lados pulidos; ahí cambio el ritmo, ingresa el piano, se siente distinto; el violín no se da por vencido y escapa a la euforia mientras sigo pensando en su brillo que hipnotiza. Abruptamente una lluvia de aplausos acompaña la entrada de una canción distinta; el viento en la cara anuncia la partida; es momento de cerrar el relato y cambiar de rumbo, aquel que me acerque a mi hogar. Luz, eternidad.

Evolución

“Me siento como la evolución del ser humano, aquel siguiente eslabón que genera un nuevo paso dentro de nuestra historia. Y todo por una pequeña mutación que me hace tan especial; hoy es el día que me di cuenta que dentro de mi cerebro ha crecido una nueva glándula que segrega THC, por lo que vivo en un estado envidiado por muchos sin buscar el mismo; visualizo el mundo con otros ojos … la realidad llega con otros colores.”

Mr P.

Procesión

Procesión de hojalata, endulzada con aquel crudo metal
traen a mi mente nostalgia, aquellos recuerdos que tanto raspan y dificultan la existencia
solo entendidos por aquella paloma descubierta sin querer queriendo bajo el telón de una noche blusera
desentramada bajo el efecto de aquel elixir color rubí

Aquella procesión que te pone en manifiesto, lo enredado que son las cosas
que se suben al tren de la ignorancia y la prepotencia,
en el cual no hay boleto para aquellas almas hechas una para la otra
más allá de sus condiciones que bordean, con pretensiones destructivas, al plan de Dios

Aquella procesión, la cual me acompañará por un tiempo
esa misma que encendió la mecha expresiva
que busca por algún medio desentramar la vorágine interna que tanto sueño hace perder
y que pronto será olvidada por el nacimiento de un hogar con anhelo de cercanía